Pages

viernes, 9 de abril de 2010

1984: el pasado


"... Pero hubiera sido imposible reconstruir la historia de aquel periodo ni saber quién luchaba contra quién en un momento dado, pues no quedaba ningún documento ni pruebas de ninguna clase que permitieran pensar que la disposición de las fuerzas en lucha hubiera sido en algún momento distinta a la actual. [...] El enemigo circunstancial representaba siempre el absoluto mal, y de ahí resultaba que era totalmente imposible cualquier acuerdo pasado o futuro con él."

"Lo horrible era que todo ello podía ser verdad. Si el Partido podía alargar la mano hacia el pasado y decir que este o aquel acontecimiento nunca había ocurrido, esto resultaba mucho más horrible que la tortura o la muerte."

"El Partido dijo que Oceanía nunca había sido aliada de Eurasia. Él, Winston Smith, sabía que Oceanía había estado aliada con Eurasia cuatro años antes. Pero, ¿dónde constaba ese conocimiento? Sólo en su propia conciencia, la cual, en todo caso, iba a ser aniquilada muy pronto. Y si todos los demás aceptaban la mentira que impuso el Partido, si todos los testimonios decían lo mismo, entonces la mentira pasaba a la Historia y se convetía en verdad. «El que controla el pasado», decía el slogan del Partido, «controla también el futuro. El que controla el presente, controla el pasado»."

George Orwell en 1984

1 opiniones objetivas:

Annie L. dijo...

Es de mis libros preferidos.
Me encanta.
Y me da miedo a la vez.
Y el final desespera.

Pero me sigue encantando. :)

Publicar un comentario